Posts Tagged ‘periodistas’

Reflexiones sobre el asesinato de Carlos Mejía, de Radio Progreso

19 mayo, 2014

*Estas reflexiones fueron escritas por Lucy Edwards (PROAH, Hope in Action, Congregational United Church of Christ, Ashland, Oregon)

En la noche del viernes 11 de abril apuñalaron a muerte a Carlos Mejía Orellana, en su casa de El Progreso, Honduras. El rosario blanco que su madre le regaló este día se encontraba quebrado en el suelo de la sala de su casa. Ningún objeto de valor fue robado. Su carro Toyota Sedan, bien cuidado, permanecía en la cochera, con el alarma sonando. ¿Por qué asesinaron a Carlos? ¿Ha sido blanco por su trabajo en Radio Progreso?

Carlos era el mayor de los once hijos de Salvadora y Nicolás. La familia se mudó de una zona rural cerca de Ocotepeque hasta el norte del país, en la ciudad de El Progreso, en plena expansión, cuando Carlos tenía 8 o 9 años. Era un hombre empresarial, un trabajador inteligente y diligente que empezó a trabajar en la radio jesuita Radio Progreso a los veinte años, y finalmente se volvió director de la promoción y el márketing. Era un hombre tranquilo y pensativo, y sabía cómo llevar las cosas a cabo. Parecía que anticipaba las necesidades de las personas antes que éstas supieran que las tenían.

Su casa era bien construida y segura. Estaba atento a las salidas de emergencia. Una pared alta rodeaba la casa, con rejas grandes, y alambre apretado fuerte. Tenía un novio pero vivía solo con dos perros domesticados y amistosos, no formaban parte del plan de seguridad. Los adoraba y los mimaba. Eran sus compañeros.

carlos-photo-2

Su trabajo en la radio lo llevó a la comunidad. Si bien se mostraba tímido en las reuniones sociales, Carlos no lo era cuando se trataba de la radio. Amaba su trabajo, vender publicidades y organizar eventos para promover la radio. Ocupaba también otros empleos fuera de la radio, todos aprobados por su supervisor, el sacerdote católico Ismael Moreno, conocido como Padre Melo. Carlos había dado clases de gestión y desde hace poco tiempo ayudaba a una radio comunitaria a despegar. Había comprado una lavadora a sus padres que todavía estaba envuelta en plástico en la cochera cuando le vine a visitar.

Carlos era uno de los dieciséis miembros de Radio Progreso para quien la Comisión Intermaricana de Derechos Humanos había dictado medidas cautelares. Los empleados de la radio habían recibido amenazas, y muchos de sus colegas periodistas en Honduras habían sido asesinados.

Las fuerzas armadas ocuparon los estudios de la radio durante el golpe de estado de 2009 y la policía rodeó la radio en otra ocasión.
En un país con niveles tan altos de corrupción, militarización, violencia e impunidad, Radio Progreso y el equipo de investigación jesuita ERIC (equípo de reflexión, investigación y comunicación) afiliado, constituyen una afirmación diaria irreprimible de la libertad de expresión, de creatividad, de valor en Honduras. Su trabajo desafía y planta directamente de cara a la corrupción y la impunidad.

¿Carlos fue blanco por su trabajo en la radio jesuita? Por ahora se puede solamente especular. Lo asesinaron en su casa, lo apuñalaron varias veces. Parece que hicieron posar su cuerpo. Parece que el asesino o los asesinos le quitaron la ropa para crear la ilusión que se trataba de un otro tipo de crimen. Pero nunca se volvió a encontrar la camisa que llevaba aquella noche. Alguien la llevó. Alguien llevó el puñal. Alguien salió por la puerta de enfrente y la verja de enfrente, dejándolos abiertos.
Parece que la persona que atacó a Carlos llegó a la casa con él, tal vez en el carro de Carlos. Comieron pollo y justo después Carlos fue atacado – quizás primero en la sala donde se quebró el rosario, y después asesinado en el cuarto donde luego le quitaron la ropa.
Como director de marketing, Carlos proporcionaba con su trabajo el capital financiero de la radio. Su muerte ha sido un golpe enorme para sus colegas y un golpe económico directo para la radio. Por ser homosexual, su asesino o sus asesinos pueden haber considerado su orientación sexual una vulnerabilidad a explotar. Alguien se ganó la confianza de Carlos, suficientemente para ser invitado en su casa y para matarlo.

En un informe publicado inmediatamente en un periódico en línea, la policía declaró que sospechaba que se tratara de un crimen pasional antes de haber conducido investigaciones. Nadie había investigado las amenazas contra el equípo de la radio y su director que empezaron en serio en 2010 y permanecieron como amenazas permanentes.

El 12 de abril los Congresistas de Estados Unidos, James P. McGovern (MA), Sam Farr (CA), and Janice D. Schakowsky (IL) declararon lo siguiente sobre el asesinato de Carlos Mejía Orellana en Honduras:

« Estamos espantados y muy afectados por la noticia del asesinato de Carlos Mejia Orellana, periodista y director de marketing de Radio Progreso en Honduras. Damos nuestro profundo pésame a los miembros de su familia, amigos y colegas. Pensamos y rezamos por ellos en este difícil momento.

Somos muy familiarizados con el importante trabajo de Radio Progreso, una radio comunitaria que es resultado del trabajo de los Jesuitas de la Provincia Centro Americana. Notamos que el director de Radio Progreso, Padre Ismael « Melo » Moreno, atestiguó ante el Congreso de Estados Unidos en la Comisión de Derechos Humanos de Tom Lantos y describió las permanentes amenazas de muerte y ataques perpetuados con impunidad contra periodistas en Honduras, inclusive contra Radio Progreso, sus empleados y su equipo de investigación, ERIC. Puesto el nivel de amenazas y violencia, inclusive asesinatos, dirigidos contra periodistas, los medios de comunicación y la libertad de expresión en Honduras, estamos consternados al ver que el gobierno de Honduras falló en implementar medidas cautelares para los empleados de Radio Progreso, como lo pidió la Comisión InterAmericana de Derechos Humanos cuando, en cuatro diferentes ocasiones en los cinco últimos años, pronunció medidas cautelares para 16 miembros del equipo, inclusive Carlos Mejía Orellana, de radio Progreso y ERIC. Estamos aun más preocupados por las declaraciones de la policía que anunció que el Sr. Mejía Orellana fue asesinado por una persona de su entorno antes de que cualquier investigación haya empezado. Llamamos a las autoridades hondureñas a implementar inmediatamente las medidas cautelares para los empleados de Radio Progreso y el ERIC, y a llevar a cabo una investigación sobre el asesinato de Carlos Mejia Orellana para determinar quiénes son los autores intelectuales y materiales de este acto atroz y rendirle justicia en breve.”

Anuncios

La periodista Fidelina Sandoval víctima de un atentado: nueva amenaza a la libertad de expresión en Honduras

22 mayo, 2013

El 8 de abril de 2013, Fidelina Sandoval celebraba sus 24 años. Trabajaba desde dos años en Radio Globo, una de las pocas emisoras que proporcionan información sobre la protesta social en Honduras desde el golpe de estado que derrocó al Presidente Manuel Zelaya en el año 2009.

A las 8.25 de la mañana, Fidelina se disponía a cruzar el Bulevar Morazán, una de las calles principales de la capital, cuando se percató de una camioneta gris, sin placa, con dos hombres en la cabina anterior, uno de los cuales intentando esconderse. Según dijo unas horas después, durante la rueda de prensa organizada en la sede de COFADEH (Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras), su primera reacción fue de cambiar su mirada hacia otro lado y ponerse a salvo cruzando la calle. Segundos después escuchó un sonido ensordecedor, probablemente producto de un disparo de arma de fuego. Ella piensa que la bala pasó rozando su mejilla izquierda. “Me di cuenta de que estaba ilesa” relató la periodista a sus colegas. “Observé a mi alrededor y no vi a nadie. No pensé que la bala fuera para mi, hasta que un señor se me acercó preguntándome si tenía enemigos, porque la bala era para usted, me dijo el señor”.

Fidelina refirió que la semana anterior ya había estado blanco de llamadas telefónicas de desconocidos quienes, con unos pretextos, le pedían informaciones. Recibió estas llamadas después de haber abordado los temas de la depuración policial y del conflicto agrario en el Bajo Aguán. De manera particular, el día 4 de abril, Radio Globo transmitió su entrevista al Comisionado de Policía Aldo Oliva, a propósito de la depuración vigente en los altos niveles de la organización. Respecto al tema del Bajo Aguán, la periodista reveló el hallazgo de una fosa ilegal en donde, supuestamente, sepultaron un desaparecido (y posiblemente más) involucrado en la actividad de lucha por la defensa de la tierra, además subrayando que algunas personas de las Fuerzas Armadas estarían obstaculizando las investigaciones.

fide

Rueda de prensa en COFADEH el día 8 de abril de 2013 (http://www.cofadeh.hn/node/172)

“Esa es la forma de sembrar el terror para que ya nadie diga nada y que todo se maneje que aquí todo está bien”, señaló en la rueda de prensa Bertha Oliva, coordinadora de COFADEH. Acerca de su actividad de periodista, Fidelina Sandoval aseguró: “Miedo no tengo , este es mi compromiso y quiero seguir trabajando con honradez y dedicación.”

Además del apoyo proporcionado por COFADEH, Fidelina recibió acompañamiento internacional por parte de PROAH.

Fidelina Sandoval es la última víctima de una serie infinita de amenazas, persecuciones, atentados, secuestros y asesinatos que hostigan a periodistas y a comunicadores sociales, y que volvieron a Honduras el país con el número más grande per cápita de asesinatos de periodistas, de acuerdo a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Cultura y Desarrollo (Unesco)1.. Según informa CONADEH (Comisionado Nacional de los Derechos Humanos), desde que Porfirio Lobo asumió la presidencia en enero de 2010, se han asesinado a 28 periodistas, 80% del total de periodistas matados en el país en la ultima década2. Por lo consiguiente, muchos periodistas han escogido el exilio, en búsqueda de seguridad para ellos mismos y sus familias.

Hoy en día, Honduras es un país en el cual la prensa está clasificada como “no libre” por el observatorio independiente Freedom House , uno de sólo cuatro países de las Américas calificados así, y de los 197 países del mundo evaluados en cuanto a la libertad de la prensa, ocupa el 142o lugar.3 La razón principal por esta clasificación de Honduras por Freedom House, que tiene su sede en los Estados Unidos, son las matanzas e intimidación de periodistas combinada con la impunidad reinante desde el golpe de estado 4.  Asimismo, en la clasificación mundial de la libertad de la prensa elaborada por Reporteros sin Fronteras para 2013, Honduras ocupa el 127o lugar de los 179 países estudiados.  El informe expresa que, desde y aún antes del golpe, ‘No ha disminuido la persecución de los medios de comunicación de oposición y de las radios comunitarias, ni la criminalización de los defensores de los derechos humanos o de los movimientos sociales, proveedores de información sobre cuestiones delicadas (conflictos agrarios, abusos de la policía, derechos de las minorías).’

Asimismo, el tema de la persecución de los periodistas fue el punto de enfoque de Frank de la Rue, Relator Especial de las Naciones Unidas para la promoción y la protección del derecho a la libertad de expresión y de opinión cuando presentó sus observaciones y recomendaciones preliminares al final de su visita oficial a Honduras en agosto de 2012, cuando hizo hincapié en sus implicaciones negativas para la democracia y así la importancia de protección adecuada para los periodistas:“Una limitación a la prensa es por consiguiente una limitación a la participación ciudadana y un atentado contra la Democracia. Por eso considero que la violencia contra periodistas debe ser vista, no solo como un ataque a los derechos de una persona, sino como el ataque a un derecho de toda la sociedad, el derecho de estar informada y el de buscar acceso a la información. Es por ello que reitero la obligación del Estado de proteger en forma especial a quienes trabajan por la defensa y promoción de los derechos de otros, tales como defensores de Derechos Humanos y de periodistas, dado que esta función también les pone en riesgo, el Estado debe igualmente brindar una protección especial.”5

Este llamado a una mayor protección de los periodistas y defensores de derechos humanos por la parte del Estado se hace eco de él de Margaret Sekaggya, Relatora Especial para los defensores de los derechos humanos en su visita en 2011, (ver artículo del blog) pero es uno que aún queda pendiente.

1 http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Pais/Honduras-encabeza-asesinatos-de-periodistas

5 http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=12433&LangID=E

Para más información sobre el caso de Fidelina Sandoval y de los periodistas en Honduras:

Del sitio de defensoresenlinea.com: Los temas cruciales del acontecer nacional exponen a los periodistas a un peligro creciente

Del sitio Conexihon: Honduras: Agresiones a periodistas se disparan en marzo, abril, mayo y agosto

Del sitio de IFEX (America Latina y El Caribe): Informe Anual de Impunidad 2012:

http://ifex.org/alc/es/impunidad2012/pdf/informe_2012.pdf


A %d blogueros les gusta esto: