INFORME MENSUAL DE PROAH SOBRE LA SITUACION DE DERECHOS HUMANOS (junio de 2014)

Favor de encontrar AQUÍ nuestro informe sobre la situación de derechos humanos en Honduras, para el mes de junio de 2014, disponible en inglés.

Acerca de este informe:

El 28 de junio se celebró el quinto aniversario del golpe de Estado. Este mes, los niños y los jóvenes dominaron de nuevo las noticias, con la oleada de emigrantes a EE. UU. (ver p.2). La magnitud del fenómeno es para muchos una cruda ilustración de la dramática deterioración de la seguridad y de la situación general de los derechos humanos en Honduras en los últimos cinco años. Esto llega después de una serie de horribles asesinatos a jóvenes en mayo y de la persecución a Guadalupe Ruelas, director de Casa Alianza y destacado abogado en temas relacionados con la infancia y la juventud quién criticó abiertamente al gobierno a raíz del aumento general de las muertes violentas de niños y jóvenes (ver nuestro resumen de mayo).

En las reflexiones sobre el aniversario del golpe de estado se destacó permanentemente la militarización como una de las características que definen la era del post golpe, esto en conjunto con la impunidad. Desde esta perspectiva el mes de junio lamentablemente ha sido característico. Se registró el asesinato de un líder indígena lenca, atacado por militares sin ninguna justificación (p.3), y se expresaron también preocupaciones sobre el programa Guardianes de la Patria (p.15). Nuevamente se criminalizaron las protestas sociales legítimas mientras que los autores de crímenes contra los manifestantes han permanecido libres (ver el caso de San Francisco de Opalaca p.3 y El Tránsito p.6). Aun si se empieza finalmente a investigar los asesinatos de campesinos en el Bajo Agúan la transparencia del proceso genera preocupaciones, mientras que el asesinato de tres indígenas de Locomapa sigue impune y la persecución de los que defienden los recursos naturales de la comunidad continúa (p.5). Dos periodistas más fueron asesinados, y por lo menos en uno de los dos casos, el asesinato pareciera tener motivos políticos. Al mismo tiempo, otros periodistas fueron intimidados o despedidos por su línea editorial (p.9 y 10). Las intimidaciones a defensores de derechos humanos incluyeron la vigilancia de las oficinas de COFADEH, y (posiblemente) el secuestro temporal y la golpiza a uno de sus miembros.

La reacción del gobierno, que acusa a quienes lo denuncian, no ha variado. En una carta que se mandó en mayo a la Secretaria de Estado de los EE. UU., firmado por 108 miembros del Congreso, se pone en evidencia la deterioración de la situación de los derechos humanos en Honduras. En respuesta a ella, el Presidente Juan Orlando Hernández anunció que aprovecharía su visita a EE. UU. en junio para hablar con los oficiales y desmentir los rumores que “malos hondureños” difundían en el extranjero y que dañaban la reputación del país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: