Minería: Tres miembros de la etnia Tolupán asesinados en Yoro

Tres indígenas Tolupán fueron asesinados con arma de fuego el domingo 25 de agosto, en una residencia particular en Locomapa, Yoro, en la zona norte de Honduras. Las víctimas fueron María Enriqueta Matute, 71, de la comunidad de San Francisco Campo, Armando Fúnez Medina, 46, de las Brisas, y Ricardo Soto Fúnez, 40, de Cabeza de Vaca. Testigos aseguran que los asesinatos fueron cometidos por dos hombres locales bajo las órdenes de poderosos mineros, quienes extraen ilegalmente el mineral antimonio en los territorios de las tribus indígenas Tolupán en Yoro.

Esto ocurre en un contexto de creciente intimidación y violencia contra comunidades que se oponen pacíficamente a la minería en sus territorios, una situación cometida en total impunidad (ver el último artículo sobre Nueva Esperanza).

En el caso de Locomapa, la comunidad se había organizado para proteger sus recursos y oponerse a la minería en sus territorios. Ellos han hablado en las radios, denunciando la explotación ilegal de poderosos intereses mineros y por madereros. Miembros de la comunidad decidieron montar un bloqueo carretero, permitiendo el tráfico local, pero deteniendo a los vehículos mineros y madereros ilegales. En el 12vo día del bloqueo carretero ocurrieron los asesinatos.

De acuerdo con los residentes, la balacera fue supuestamente llevada a cabo por sicarios de la compañía minera. Según los residentes, los presuntos perpetradores viven en una comunidad cercana y son miembros corruptos del consejo indígena que habían amenazado directamente con el asesinato de activistas previo al tiroteo, diciendo a la esposa de uno de los hombres asesinados que deberían preparar el ataúd.

Familias en duelo por los tres miembros de la comunidad asesinados por su oposición a la minería ilegal

Familias en duelo por los tres miembros de la comunidad asesinados por su oposición a la minería ilegal

Testigos oculares aseguran que los dos perpetradores llegaron a la toma en una motocicleta cerca de las 5:30 p.m. del domingo, ebrios, y abrieron fuego contra un aproximado de doce activistas en el lugar. Dos hombres murieron en la entrada de la casa de María Enriqueta Matute. Luego ella fue baleada cuando salió a ver lo que ocurría.

Los dos sospechosos permanecían libres el lunes, el 26, y se reporta que retornaron a la misma casa en tres ocasiones, para amenazar e intimidar a las familias dolientes que estaban esperando los cuerpos provenientes de la morgue.

Los ataúdes con los restos fueron transportados en un vehículo pick-up a la comunidad el lunes por la noche, donde los tres fueron velados en la misma casa donde ocurriera su asesinato. Fueron enterrados la mañana del martes 27 de agosto.

La comunidad y las organizaciones defensoras de derechos humanos están pidiendo justicia en el caso. Muchos otros miembros de la comunidad han sido amenazados por los mismos hombres.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: