La Comisión de Verdad presenta su informe, “La voz más autorizada es la de las victimas”

Del 3 al 5 de octubre, la Comisión de Verdad presentó su informe sobre las violaciones de derechos humanos en Honduras durante y después del golpe de Estado del 28 de junio de 2009, titulado “la voz más autorizada es la de las victimas.” PROAH acompañó a las y los Comisionados en su viaje de presentación del informe en Tegucigalpa, San Pedro Sula, y Tocoa.

La Comisión de Verdad fue creada en junio de 2010 con el objetivo de “esclarecer los hechos realizados con el golpe de Estado del 28 de Junio del 2009, para demandar justicia, de la población hondureña afectada por el golpe de Estado, y se adopten medidas necesarias para evitar se repitan acontecimientos de este tipo a futuro.”[1] Fue impulsada por las principales organizaciones de defensa de derechos humanos hondureñas, como alternativa a la Comisión de Verdad y Reconciliación (CVR), creada por el gobierno de Porfirio Lobo. Según Bertha Oliva, Coordinadora del COFADEH (Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Honduras), el informe de la CVR, que fue presentado en julio de 2011, “invisibiliza a las víctimas y le da un manto de protección a los victimarios”.

La Comisión de la Verdad (CdV) es integrada por reconocidos defensores de derechos humanos nacionales e internacionales. Seis de ellos participaron al viaje para presentar el informe, incluyendo Elsie Monge, Presidenta de la Comisión quien también presidió la Comisión de Verdad en su país, Ecuador, Beverly Keene representando al Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, así como los hondureños Helen Umaña, escritora, y el sacerdote Fausto Milla, conocido por su larga lucha en defensa de los derechos humanos. Durante las presentaciones del informe, dos comisionadas compartieron sus propias experiencias con familiares asesinados y desaparecidos: Mirna Perla, ex-magistrada de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador quien sobrevivió una masacre en 1975 y sufrió el asesinato de su esposo en 1987, y Nora Cortiñas, que compartió sobre la desaparición de su hijo, quien fue Detenido-Desaparecido en 1977 en Argentina, lo que la motivó a fundar, junto con otras madres de desaparecidos, el Movimiento de Madres de la Plaza de Mayo.

Un enfoque principal del mandato de la Comisión era la dignificación de las víctimas. La Comisión realizó amplias investigaciones, recogiendo una gran cantidad de testimonios de víctimas y luego llevando a cabo un proceso de verificación de los hechos y de análisis de los casos. Al final, la Comisión de Verdad recibió “1,966 denuncias de la ciudadanía sobre violaciones de derechos humanos por parte de agentes estatales y aparatos civiles armados amparados en las instancias de poder estatal” desde junio de 2009 hasta agosto de 2011¨.[2] De estas denuncias, la Comisión analizó 5,418 violaciones de derechos humanos y 87 diferentes formas de agresión.[3]

La primera entrega del informe se llevó a cabo el 3 de octubre en Tegucigalpa, donde las y  los comisionados presentaron el informe a víctimas y familiares de víctimas asesinadas, organizaciones sociales, medios de comunicación, representantes del gobierno y de varias embajadas. Durante el evento, se hizo un acto conmemorativo, donde se leyó los nombres de todas las víctimas del golpe de Estado, asesinadas por su lucha por la justicia social, un grupo de jóvenes llevando las fotos de cada uno. Además, el informe fue simbólicamente entregado a los padres de Isy Obed Murillo, la primera víctima mortal del golpe de Estado, quien, durante una manifestación en el aeropuerto Toncontín el 5 de julio de 2009 recibió un impacto de bala viva en la cabeza, disparada por militares.

En Tocoa, la Comisión entregó el informe a la familia de Gregorio Chavez, un campesino quien fue desaparecido el 2 de julio de 2012 y encontrado muerto en la propiedad del terrateniente y empresario Miguel Facussé cuatro días después.  También, se recordó especialmente a Antonio Trejo, el abogado del Movimiento Auténtico Reivindicador Campesino del Aguán (MARCA) quien luchó por el derecho a la tierra para los campesinos y después de recibir varias amenazas de muerte fue asesinado el 22 de septiembre de 2012. Después de la presentación del informe, el público compartió con las comisionadas sobre la situación actual en el Bajo Aguán y destacaron la represión que los campesinos y defensores de derechos humanos siguen enfrentando.

El informe de la Comisión identifica tres patrones de violaciones de derechos humanos en el marco del golpe de Estado: 1) represión de las manifestaciones públicas, uso excesivo de la fuerza en la represión por parte de agentes estatales de seguridad y criminalización de la protesta pública; 2) represión selectiva o dirigida en perjuicio de personas consideradas por el gobierno de facto como desestabilizadoras del régimen; y 3) disfuncionalidad institucional en función de las necesidades del régimen impuesto por el golpe de Estado y en perjuicio de la población.[4]

Los primeros dos patrones fueron claramente ilustrados recordando a las victimas asesinadas, secuestradas, y abusadas en manifestaciones o por ser líderes o periodistas. Para destacar el tercer patrón, especialmente la “disfuncionalidad del sistema de justicia”[5] en San Pedro Sula el informe fue entregado al juez Luis Alonso Chevez de la Rocha de la Asociación de Jueces por la Democracia, uno de los varios jueces destituidos por oponerse al golpe de Estado. El informe nota que “la CdV recibió información acerca de la remoción, traslados arbitrarios y despidos, y sometimiento a juicio disciplinario de un importante número de jueces que manifestaron su repudio al golpe de Estado.”[6] Las comisionadas destacaron la importancia de la independencia de los jueces para el cumplimiento del derecho a tener un juicio imparcial y el respeto a los derechos humanos.

Durante todos los eventos, las y los comisionados compartieron las 18 recomendaciones con que concluye el informe, entre ellas “investigar y sancionar a los responsables intelectuales y materiales del golpe de Estado y las violaciones a los derechos humanos que se desprenden del mismo,” “separar de sus cargos a los funcionarios civiles y militares de la administración involucrados en graves violaciones a los derechos fundamentales, cometidas desde el golpe de Estado,” e “impulsar un proceso de construcción democrática.”

La Comisión concluyó que los efectos del golpe de Estado aún continúan y que en el marco del proceso eleccionario, es muy probable que las persecuciones políticas se recrudezcan en los próximos meses. Fausto Milla añadió que ahora hay una “nueva Comisión de la Verdad, que es todo el pueblo hondureño con la misión de exigir el cumplimiento de las Recomendaciones del Informe”.

[1] Sitio de Web de la Comisión de Verdad: http://comisiondeverdadhonduras.org/?q=node/30

[2] Informe de la Comisión de Verdad, “La voz más autorizada es la de las víctimas,” Página 227

[3] Ibid, Página 228

[4] Ibid, Página 99

[5] Ibid, Página 110

[6] Ibid, Página 213

Para más información:

El informe de la Comisión

La Voz de las Víctimas“: Vídeo de 10 minutos que muestra el papel de la Comisión de Verdad y la esperanza y reclamo de familiares y amigos de las víctimas.

El Mandato de la Comisión de Verdad

Artículos del Sitio DefensoresenLinea.com:

Comisión de Verdad presenta su informe: La Voz mas autorizada es la de las víctimas

El pueblo es el llamado a exigir que se cumplen las recomendaciones de la Comisión de Verdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: