De cumbres y contra-cumbres: el Foro sobre Acaparamiento de Territorio en América Latina y África

Del 18 al 21 de agosto de 2011, en la ciudad caribeña de La Ceiba, Honduras, se convocó una Cumbre Mundial de Afrodescendientes por parte de ODECO, o la Organización de Desarrollo Étnico Comunitario. El evento tuvo lugar en el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántica (CURLA), en las afueras de la ciudad costeña. Según sus organizadores[1], dicha cumbre se inauguró con el propósito principal de “aprovechar la inigualable oportunidad que se presenta con la  proclamación del ‘2011 Año Internacional de los Afrodescendientes’ para realizar una análisis critico, evaluar las condiciones de las poblaciones Afrodescendientes, los logros alcanzados en el marco de la implementación de los tratados internacionales”. Sin embargo, el evento, respaldado por el gobierno de la República, no está visto con tanto entusiasmo por parte de varios grupos representando la comunidad garifuna hondureña, tales OFRANEH (Organización Fraternal Negra de Honduras), CENONH (Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras) y la Alianza 2-14. Dichas agrupaciones lamentan el hecho que la Cumbre no aborda los temas más importantes para la sobrevivencia de la  cultura garifuna en Honduras[2], en particular el fenómeno de acaparamiento de las tierras ancestrales de los pueblos afrodescendientes, en territorio garifuna o afuera.

Para paliar a esta falta de representación, OFRANEH y la Alianza 2-14 impulsaron una contra-cumbre, es decir un Foro Sobre Acaparamiento de Territorios en América Latina y África, en el cual PROAH estaba presente. El evento se dio a muy poca distancia del CURLA en La Ceiba, en el mero camino para llegar a la Cumbre “oficial”. Durante dos días, del 18 al 19 de agosto de 2011, unos 500 miembros de comunidades garífunas de toda la Costa Norte acudieron a la contra-cumbre, junto con varios representantes de otras comunidades y organizaciones nacionales en solidaridad con la problemática del acaparamiento de las tierras ancestrales, a pesar del temor a represalias por parte de las fuerzas estatales[3]. En el transcurso de esos dos días, los 500 participantes se dividieron entre 10 mesas de discusión para abordar los siguientes temas: Despojos de Territorios en África y América Latina; Medios de Comunicación Comunitaria y su función en la Defensa de Tierras y Territorios; El papel de la mujer en la Defensa del Territorio y la Practica de la Agricultura; Territorios y Soberanía Alimentaria; Exploración y Explotación de Hidrocarburos; El Agua como Derecho Humano; Ciudades Modelos y REDD: Neocolonialismo y la Soberanía; Salud y Pueblo Negro; Cambio Climático y sus consecuencias para los pueblos de África y América Latina; El Papel de la Educación como Eje fundamental para el Fortalecimiento de la Identidad Cultural; Juventud y Migración. Al final de las jornadas de trabajo se logró una declaración, aprobada de forma unánime por la asamblea (disponible más abajo).

Además del trabajo principal de reflexión, los participantes del foro también tomaron parte en una marcha pacifica en el centro de La Ceiba, y asistieron a una representación de la obra de teatro bilingue (garinagu y español)  Loubavagu, dirigida por Rafael Murillo Selva. Afortunadamente, las amenazas de represión fuerte del Foro no se consumaron, aunque se denotaba una presencia policial y del ejército anormalmente fuerte en las cercanías del sitio, asimismo que una vigilancia continúa por parte de vehículos e individuos identificados como trabajadores estatales.

Para mayor información sobre el Foro, véase el sitio y el blog de OFRANEH:

Sitio web: http://ofraneh.wordpress.com/

Blog: http://ofraneh.wordpress.com/

 

***

 

DECLARACIÓN DEL FORO SOBRE ACAPARAMIENTO DE TERRITORIO EN AMÉRICA LATINA Y ÁFRICA

Reunidos y reunidas en la Ciudad de La Ceiba durante los días 18 y 19 de agosto del 2011 nosotros y nosotras, hombres y mujeres Garífunas de 46 comunidades que van desde Masca en el departamento de Cortés hasta Plaplaya, en el departamento de  Gracias a Dios, miembros de la OFRANEH, representantes de NABIPLA, de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras de Honduras y la Alianza 2-14; y con la presencia de organizaciones hermanas como COPINH, MASTA, organizaciones campesinas del Bajo Aguán: MCA, CNT Vía Campesina, y Feministas, ante la opinión pública nacional e internacional declaramos lo siguiente:

Que esta actividad a la cual denominamos Foro sobre Acaparamiento de Territorio en África y América Latina, es esfuerzo propio de las comunidades y producto de los acuerdos emanados de la Asamblea de Funda (Comunidad Garifuna de Guadalupe, Colón), del pasado 9 de de julio.

El propósito central de este Foro ha sido la definición de estrategias para contrarrestar el tercer destierro del pueblo negro contando para ello con la reflexión crítica de representantes legítimos de las comunidades Garífunas en su diversidad: jóvenes, mujeres, personas ancianas, artistas, miembros de patronatos, ongs.

En 10 mesas de trabajo y discusión se compartieron problemáticas y experiencias que se expresan en propuestas y planteamientos finales que estamos haciendo del conocimiento público. Estos problemas como el despojo territorial, la explotación de los bienes naturales, el cambio climático y la privatización de los servicios públicos entre otros, son producto del modelo de explotación capitalista neoliberal racista y patriarcal.

Categóricamente estamos convencidos y convencidas, que la ley de Regiones Especiales de Desarrollo (RED), conocidas como ciudades modelos, aprobada por el Congreso Nacional es una ley neocolonial, que afectará a todo el territorio hondureño y particularmente a los territorios de 20 comunidades Garífunas ubicadas entre la Bahía de Trujillo y la desembocadura del río Sico. La RED es un enclave al servicio del capital extranjero y un atentado contra la soberanía.

Con respecto al cambio climático se denunció que los problemas estructurales responsables de esta situación no se han abordado por los estados y por lo tanto se establecen falsas soluciones como los REDD (Mecanismos de reducción de emisiones por deforestación y degradación) y los mercados de carbono que implican la privatización, el desplazamiento forzado, las violaciones a los derechos territoriales, etc. Estas soluciones falsas y agresivas contra nuestros pueblos y su cultura son propias de otros proyectos cuestionados en este espacio como las ciudades modelo y los proyectos de generación de energía eólica e hidroeléctrica.

Para los pueblos y organizaciones reunidos en este foro, la violencia que se vive en Honduras, es una violación a los derechos humanos, consecuencia del estado fallido que se ha implementado a partir del golpe de estado, siendo la influencia de los Estados Unidos en este declive más que cuestionable. La operación Náufrago es una muestra más de la tendencia geoestratégica de la destrucción al Estado de Honduras.

La juventud plantea problemáticas agravadas por la crisis de identidades culturales en las comunidades que implican la pérdida de la lengua, el alto riesgo a procesos de drogadicción y embarazos tempranos, y la escasa oportunidad educativa y de recreación en las comunidades. Es por eso que existe una masiva emigración de nuestros jóvenes, como consecuencia de la falta de educación y oportunidades en Honduras.

En materia de salud, existe una tendencia a su privatización, poniendo en peligro el acceso y la calidad de la misma, sin que exista un apoyo a los centros hospitalarios que han surgido como experiencias de los propios pueblos.

Existe una destrucción promovida por el estado, al sistema de producción nacional de alimentos siguiendo lineamientos de organismos financieros que promueven los agrocombustibles sin tener en cuenta la seguridad alimentaria, importante pieza de la soberanía nacional.

Ante el decreto emitido por CONATEL, en referencia la prohibición de emisión de licencias para radio comunitarias, señalamos que es una violación al Convenio 169 de la OIT la Convención Interamericana de Derechos Humanos, en los cuales está consagrado el derecho a la información.

DEMANDAMOS y EXIGIMOS: 

El respeto al derecho a la consulta señalado por el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos Indígenas.

El derecho a la alimentación sana de los pueblos, el acceso a los bienes naturales, al agua como un derecho humano irrestricto, los bosques, las semillas nativas, la pequeña agricultura basada en costumbres ancestrales contra los agrotóxicos y la explotación agraria industrial.

Exigimos redoblar los esfuerzos destinados a darle prioridad a la producción destinados al consumo interno, en especial la producción de granos básicos. Así mismo rechazamos la introducción y uso de semillas transgénicas que ponen en peligro nuestra salud, además de la destrucción en el caso del maíz de las variedades criollas a través de la polinización abierta; permitiendo al mismo la apropiación de la cadena alimenticia en manos de compañías transnacionales.

Exigimos el cese a la represión y persecución a los pueblos indígenas y campesinos en lucha.

Las mujeres Garífunas son el bastión de la vida de los pueblos y de la cultura y por lo tanto exigen el respeto a la autonomía del territorio, no están dispuesta a vender la tierra y se plantean en la defensa de los derechos de las mujeres, la lucha contra la violencia y el establecimiento de nuevos derechos en una Asamblea Nacional Constituyente.

Rechazamos y condenamos la entrega de la soberanía a través de la aprobación de la  ley  neocolonial conocida como “Regiones Especiales para el Desarrollo” (RED) la que incidirá sobre los territorios ancestrales de los pueblos indígenas y negros, y destruirá los hábitats funcionales cuales obtenemos nuestro sustento.

El primer hospital popular Garífuna de Honduras es monumento a la dignidad del pueblo Garífuna, por lo que exigimos  su incorporación a la red del servicio de salud nacional bajo el marco del convenio 169 de la OIT, y la firma de un convenio tripartito que incluya la responsabilidad del ministerio de salud.

Exigimos y demandamos la ampliación y el saneamiento de las tierras y territorios de nuestras comunidades con la participación de sus legítimas autoridades y sus organizaciones es decir la devolución de la tierra y territorio a sus legítimos dueños ocupadas por terceros.

Rechazamos la explotación de yacimientos de hidrocarburos en Honduras, ante la enorme contaminación que pueda surgir de las exploraciones y perforaciones de petroleo y gas natural, existiendo nefastos precedentes donde los pueblos indígenas y negros del planeta hemos sido los afectados.

Demandamos el reconocimiento del Consejo Nacional Garifuna de Honduras, CONEGAH, como la instancia responsable para tomar las riendas de la educación de las comunidades Garifunas, y así impulsar y promover un sistema educativo integral que sea legítimo y pertinente para nuestra juventud.

Rechazamos los megaproyectos como las represas hidroeléctricas, la REDD plus, concesiones petroleras, turismo de enclave, monocultivo, proyectos mineros,  y todo lo que signifique desplazamientos de las comunidades y sus habitantes.

Exigimos que de una vez por todas se creen las condiciones en Honduras para que se logre dar respuesta a las necesidades básicas de la gran mayoría de la población que vivimos bajo un régimen de explotación y exclusión, existiendo las condiciones para crear un país de paz e inclusión.

Este foro expresa su solidaridad y acompañamiento con las diferentes organizaciones y comunidades campesinas del Bajo Aguán que sufren la estrategia de militarización y represión permanente. Exigimos una desmilitarización inmediata y la desaparición de las bandas paramilitares al servicio del palmero de la muerte, Miguel Facusse.

Nos solidarizamos con los pueblos del cuerno de África, acosados por una hambruna producto de las consecuencias del cambio climático y de las guerras creadas por los países neocolonialistas que se han atribuido el derecho de inducir estados fallidos (Somalia), además de la apropiación de sus territorios fértiles para la producción de alimentos destinados a la exportación mientras gran parte de la población depende de la ayuda alimentaria (Etiopía), y millones desplazados se asientan en vulnerables campamentos (Kenia) a la espera de la “caridad” internacional.

Los y las participantes en este foro no reconocemos los acuerdos productos de la Cumbre Mundial de Afrodescendientes y nos declaramos en estado permanente  y continuamos con acciones de vigilancia, denuncia y movilización ante cualquier amenaza sobre nuestros territorios, comunidades y cultura.

La Alianza 2-14 y este foro ratifica íntegramente la declaración de Funda, (Guadalupe) Colón y se compromete a dar continuidad a las acciones de lucha contempladas en dichos acuerdos y en los tomados por este foro, así como de la Asamblea de los Pueblos que venimos de la Tierra y el Mar, desarrollada en la comunidad de Durugubuti, y de la Asamblea de Mujeres Indígenas y Negras efectuada en Copan Galel.

Dado en la Ciudad de la Ceiba a los diecinueve días del mes Agosto del 2011


Una respuesta to “De cumbres y contra-cumbres: el Foro sobre Acaparamiento de Territorio en América Latina y África”

  1. Of summits and counter-summits: The Forum on Land Grabs in Latin America and Africa « Honduras Accompaniment Project Says:

    […] Regional University Centre) on the outskirts of the coastal city.  According to its organisers [1], the summit was primarily conceived with aim of “taking advantage of the unique opportunity […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: